WhatsApp y Telegram son las apps de mensajería instantánea más famosas de la actualidad. Ambas herramientas funcionan de forma muy parecida, aunque tienen notables diferencias entre ellas. ¿Quieres descubrir cuáles son? Pues sigue leyendo, ya que en la entrada de hoy haremos una comparativa entre las dos aplicaciones.

Telegram vs WhatsApp: similitudes

Servicios de mensajería

Hace unos años Telegram destacó por introducir características que no estaban disponibles en WhatsApp, como ciertas opciones de privacidad. Sin embargo, en la actualidad ambas apps nos permiten hacer prácticamente las mismas funciones básicas. Además de mandar mensajes a través del móvil, podemos usar emoticones o enviar archivos multimedia. Así como realizar llamadas de voz o crear grupos de usuarios.

Compatibilidad

Telegram y WhatsApp se pueden ejecutar en cualquier dispositivo móvil iOS, Android o Windows Phone. Además, son compatibles con los sistemas operativos Windows, GNU/Linux o MacOS. Así como los principales navegadores como Chrome. En otras palabras, podrás utilizarlas en tu teléfono inteligente, Tablet o PC. Tanto en versión instalable como en navegador. Aunque Telegram basa este servicio en la nube y WhatsApp en la sincronización con nuestro dispositivo móvil.

Permisos

Ambas aplicaciones nos pedirán prácticamente los mismos permisos para poder funcionar. No obstante, Telegram no requiere los permisos de SMS si solicitamos el código a través de una sesión abierta en el PC. Sigue siendo obligatorio permitir el acceso a los contactos, mientras que el almacenamiento, la ubicación o la cámara son opcionales.

Telegram vs WhatsApp: diferencias

Comunidad de usuarios

WhatsApp es una aplicación pionera conocida en todo el mundo. De hecho, es la más descargada en la Google Play en 2019. Lleva más de una década con nosotros y su comunidad es incomparable. Telegram ha conseguido hacerse un hueco en el sector y ganarse la confianza de millones de usuarios. Pero está muchos escalones por debajo. Es decir, mientras que todos tus amigos posiblemente tengan WhatsApp. Solo unos pocos usarán Telegram.

Y es una ventaja esencial, ya que lo más importante es que nuestros contactos utilicen la misma app que nosotros. Las cifras no dejan lugar a dudas: en 2018 Telegram tuvo una media de 200 millones de usuarios cada mes. Mientras que WhatsApp superó los 1.500.000 millones de usuarios mensuales. Esta es la razón por la que muchos usuarios consideran a WhatsApp indispensable y a Telegram un simple complemento.

Videollamadas

Curiosamente, Telegram es una de las pocas apps famosas de mensajería que no incluyen la posibilidad de hacer videollamadas. Una herramienta fundamental para muchos usuarios. Solo nos permite mandar mensajes de vídeo. Que son muy parecidos a las notas de voz, pero con la inclusión de pequeños fragmentos de grabación. Por el contrario, con WhatsApp podremos realizar todo tipo de videollamadas sin problemas. Un punto a su favor.

Yoigo Custom

Edición de mensajes

En este punto, la aplicación creada por los hermanos Dúrov es quien toma la delantera. Con Telegram podemos editar cualquier mensaje de chat que hayamos escrito. Algo esencial si hemos metido la pata y queremos solucionarlo. Simplemente aparecerá una indicación para advertir que la conversación ha sido modificada. Esta funcionalidad la llevan reclamando los usuarios de WhatsApp durante mucho tiempo. Pero por el momento, sin ningún resultado.

Seguridad y privacidad

Las opciones de seguridad también son bastante parecidas. Podemos cifrar los mensajes para evitar que terceras personas accedan a nuestra información. Una característica que estaba presente en Telegram desde sus inicios. Y que WhatsApp incorporó a partir de 2016. Desde entonces, ambas plataformas han ido copiándose las ideas.

Aunque existe una diferencia: Telegram usa el protocolo MTProto para cifrar los mensajes entre cliente y servidor. Y protege el chat secreto mediante un cifrado de punto a punto. Por su parte, WhatsApp emplea un sistema parecido al de otras aplicaciones como Signal. Que se basan exclusivamente en el cifrado de extremo a extremo. En la práctica, ambas tienen sus propias ventajas e inconvenientes.

Por ejemplo, WhatsApp tiene activada por defecto las opciones de seguridad en todos los chats. Por su parte, Telegram se limita a proteger solo los chats secretos. El resto están cifrados de forma normal, pero no de punto a punto. En cuanto al protocolo MTProto, si bien es cierto que no se conocen vulnerabilidades, desconocemos tantas cosas de él que muchos usuarios prefieren el sistema de Signal o WhatsApp.

Lo que si es cierto es que Telegram proporciona un nivel de privacidad en sus chats secretos que WhatsApp no puede alcanzar. Entre otras cosas, podemos usar un teclado en modo incognito que es irrastreable. Evitar que se tomen capturas de pantalla de la conversación. Y activar la opción para autodestruir los mensajes un tiempo después de enviarlos.

Chats de grupo

Una de las grandes novedades de Telegram eran sus opciones de chat masivos. Y aunque WhatsApp ha intentado ponerse las pilas, no le llega ni a las suelas de los zapatos en este aspecto. Las dos apps permiten grupos de conversación masivos. Con la diferencia de que WhatsApp establece el límite en 256 personas y Telegram lo eleva hasta los 200.000 participantes. Una cifra abrumadora, aunque a la hora de la verdad pocos grupos van a alcanzar tal número de usuarios.

La gran ventaja de Telegram es que podemos seleccionar a los usuarios que añadirán nuevos miembros al grupo, para así gestionarlo mejor y evitar el troleo. Además de no tener que indicar nuestro número de teléfono, ya que accederemos a los grupos solo con nuestro nombre de usuario. Y tenemos otras opciones como chat lento, que limita la velocidad de los mensajes y establece un tiempo de espera para publicarlos. Herramientas todas ellas muy útiles para los administradores.

Conclusiones

En definitiva, aunque las dos aplicaciones son muy recomendables, al final es el tamaño de la comunidad lo que nos llevará a decantarnos por WhatsApp. Mientras que Telegram queda como una app complementaria y muy útil para determinados aspectos. Como la gestión de grandes grupos o los chats secretos. ¿Eres de los que piensan que hay vida más allá de WhatsApp? Entonces te recomendamos que le eches un vistazo a esta entrada, donde analizamos algunas aplicaciones muy interesantes como Line o WeChat.

Artículo anteriorVinted: la app que revoluciona el mercado de compraventa de ropa
Artículo siguienteTikTok: la red social de vídeos que está de moda
David Hernández
Decenas de millones de apps se descargan todos los años en España. Puede que incluso me quede corto con esta estimación. WhatsApp, la más descargada de nuevo en 2018, superó los 9 millones de descargas. Yo recuerdo perfectamente cuál fue mi primera app descargada (sin contar las preinstaladas). Fue Angry Birds y estuvimos jugando la familia toda la tarde y parte de la noche, lanzando pajaritos contra los cerdos verdes y sus construcciones. ¿Por qué me descargué Angry Birds? Sencillamente porque me habían hablado de ella y había podido verla en otros smartphones. ¡Además de que es muy divertida! Pero sin esta información previa, la navegación por stores oficiales de apps se convierte en una aventura sin rumbo, que pocas veces termina satisfactoriamente.

1 Comentario

  1. Siempre he tenido dudas en cuanto a cual de las dos aplicaciones usar pero con este post ya lo tengo decidido. Siempre me ha dado un poco de reparo utilizar Whatsapp por el tema de que las conversaciones no son del todo privadas, así que yo si soy de los que piensan que hay más vida a parte de Whatsapp, ahora solo me queda convencer a mi entorno para que la utilicen….jeje

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here