¿Te imaginas poder convertir tu teléfono móvil en unas gafas de realidad virtual por mucho menos de lo que cuestan los visores de este tipo? Aunque la VR aún no es una tecnología que se haya extendido entre la población, lo cierto es que cada vez son más los que sienten curiosidad por ella. Cierto, el dinero que hay que desembolsar para adquirir unas gafas de realidad virtual es el principal escollo para disfrutar de esta tecnología a nivel doméstico, pero con Google Cardboard VR la cosa cambia bastante.

El sistema se basa en el uso de una app, Cardboard, y en el montaje de la Cardboard Box. Estas gafas VR de cartón bien puedes adquirirlas directamente a Google o bien puedes fabricarlas tú mismo mismo. Google liberalizó la forma de hacerlo, aunque para ello necesitarás ciertos materiales. Eso sí, vayamos paso a paso, ¡hoy venimos a contarte todo lo que necesitas saber sobre Carboard y cómo disfrutar de esta tecnología donde tú quieras!

Qué es Google Cardboard y por qué deberías probarlo

En su afán por ser siempre la compañía tecnológica que todos tengamos en mente en primer momento, por delante incluso de Apple, Google decidió proporcionar una experiencia de realidad virtual realmente asequible. La idea era sencilla: sustituir los avanzados sistemas de VR por Cardboard, una app que permite disfrutar de la realidad virtual con la única ayuda de unas gafas de cartón algo tuneadas y tu smartphone Android.

Esto, que podría sonar bastante patatero, en realidad constituye una primera toma de contacto ideal para aquellos que no saben si merecería la pena o no invertir en este tipo de entretenimiento. Y ojo, ¡no solo puede aprovecharse para jugar a videojuegos! Durante el confinamiento a causa del coronavirus llegado desde Wuhan descubrimos alucinantes visitas virtuales por museos o incluso tours virtuales para poder ver casas sin tener que desplazarnos físicamente hasta ellas. La verdad, aún no somos plenamente conscientes de todo lo que puede ofrecer la VR con Cardboard, ¡así que es bueno tener una puerta de acceso a este tipo de experiencias por muy poco!

Ahora bien, ¿por qué deberías probar Cardboard?

  • Es una forma económica de contar con un dispositivo VR.
  • Resulta tremendamente útil, ya que constituye una puerta de entrada a una tecnología que, de otro modo, sería inaccesible para muchos.
  • La Cardboard Box es fácil de montar, incluso si decides fabricarla tú mismo.
  • Sirve tanto para entretenimiento como para usos más cotidianos. De hecho tanto una como la otra vertiente irán a más durante los próximos años.
    • Un buen ejemplo de lo último es, por ejemplo, ver cómo quedarían unos muebles de Ikea en un rincón de casa sin tener que tomar mediciones, ¡esto ya puede hacerse gracias a Cardboard!

¿A que quieres saber más sobre este visor VR low cost? ¡Pues sigue leyendo!

Cardboard Box, ¿merece la pena fabricar el visor o es mejor adquirirlo?

Aunque lo cierto es que Google decidió liberar las instrucciones de fabricación de su visor de realidad virtual de cartón, lo cierto es que te aconsejamos encarecidamente que lo compres ya elaborado. El motivo principal de esto son las dos lentes que necesita para proporcionarte una sensación VR óptima, que por lo general tienden a costar prácticamente lo mismo (o más) que el kit proporcionado por la compañía norteamericana. Eso sí, si puedes conseguirlas a buen precio y además eres un manitas, te contamos lo que necesitas para ponerte manos a la obra:

Yoigo Custom
  • Lo primero que necesitas es el material adecuado para el soporte de las Google Cardboard Box. Debe ser un cartón rígido, ya que debe ser capaz de sostener nuestro smartphone sin que este corra peligro. Lo imprescindible, además de que sea grueso y con buena rigidez, es que disponga de unas medidas de al menos 22×56 centímetros. ¡Ahí iremos bien!
  • Las lentes son la parte más delicada a la hora de fabricar tu propio visor VR para Google Cardboard. Necesitas que tengan una distancia focal de 40 milímetros para que puedan ofrecerte una sensación apropiada, y además que sean biconvexas. Por cierto, deben tener unas medidas específicas, por lo que puede que esto encarezca aún más el pedido.
  • También necesitarás un disco magnético de neodimio, pero no te preocupes, esto es más fácil de conseguir de lo que aparenta. Sirve para poder interactuar con tu smartphone cuando está en el interior de la Cardboard Box.
  • En cuanto a la sujeción, aunque suene un poco de andar por casa, bastará con un par de tiras de velcro y una goma elástica.
  • Por último, el diseño de Google menciona una etiqueta NFC, una especie de código QR que agiliza la apertura de la app de VR en tu dispositivo. Eso sí, esto último es completamente opcional.

Después solo hay que seguir paso a paso algún tutorial fiable para ir dando forma a tus gafas VR de cartón y empezar a disfrutar de ellas tan pronto como sea posible. Eso sí, teniendo en cuenta que Google las tiene disponibles en su tienda desde menos de 10€… ¡nosotros no nos complicaríamos demasiado a no ser que venga otro confinamiento y el aburrimiento sea soberano!

El futuro de apps como Cardboard VR, ¡más cerca y más presente de lo que parece!

Aunque ya os hemos hablado en alguna ocasión de los mejores juegos VR de la actualidad, lo cierto es que el aspecto recreativo no es el único a tener en cuenta a la hora de pensar en hacerte con la Cardboard Box. Las aplicaciones de la realidad virtual están empezando a conquistar aspectos de lo más habituales y cotidianos y pronto serán muchas las compañías que recurrirán a este tipo de tecnología para por ejemplo hacer publicidad, o para ofrecernos servicios que nos hagan la vida un poco más fácil.

La tecnología se abarata, cierto, y en unos años las gafas VR no supondrán un gasto tan importante, pero entre que ese momento llega o no… ¿por qué mantenerte al margen de un movimiento así si lo tienes al alcance de tu mano por unos pocos euros? ¡Anímate, hazte con tus gafas de realidad virtual baratas de Google y empieza a disfrutar desde ya mismo!

Cardboard

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here