La de clases de piano y dinero de conservatorio que se hubieran ahorrado nuestros padres si en su día hubieran existido la cantidad de alternativas que hay ahora para convertirse en un experimentado artista. Es tan sencillo que hasta Sergio Ramos se ha lanzado al ruedo para intentar convertirse en el Daniel Barenboim de Camas. Los amantes de la música están de enhorabuena: ya es posible encontrar numerosas aplicaciones gratuitas para aprender a tocar el piano con resultados notables.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sergio Ramos (@sergioramos) el

Las opciones son muy variadas y se encuentran disponibles tanto para dispositivos de iOS como de Android. Si quieres aprender a tocar el piano gratis, toma nota de estas cinco apps, porque hasta James Rhodes se sentirá orgulloso de ti cuando empieces a tomar lecciones de la forma más accesible.

Aquí te hemos seleccionado sólo cinco de las más conocidas y utilizadas, pero existen muchas más de este tipo, generalmente gratuitas al principio y con una opción de pago para seguir avanzando en tus conocimientos. Además, en este post hemos recogido las aplicaciones musicales que se centran principalmente en el aprendizaje del piano, pero ya se puede aprender a tocar hasta la guitarra o el ukelele, como verás a continuación.

Flowkey

Flowkey es una app gratuita para tocar el piano creada en colaboración con Yamaha, que de esto algo sabe. Dicen que es la más popular de Europa, porque es muy innovadora y cuenta con un catálogo muy amplio de canciones.

Te permite practicar notas y acordes de manera interactiva y recibir un feedback instantáneo sobre tus progresos.

No se necesitan cables y su sistema es fácil de aplicar, adaptándose a tu nivel de conocimientos en la materia.

Aunque, si no has tocado un piano en tu vida, esta herramienta promete que tocar tu primera canción no te llevará muchos minutos y que te enseñará a hacerlo de forma divertida.

Yoigo Custom

Está disponible para Android e iOS e incluso para el ordenador. Incluye tutoriales para diferentes niveles de aprendizaje y más de dos mil canciones conocidas en diferentes estilos a elegir.

Oferta fibra 600mb

Su sistema se basa en unos exitosos métodos de enseñanza, apoyados por prestigiosos pianistas y profesores como Vika Yermolyeva, Andrew Furmanczyk y Michèle Gurdal. A los dos primeros los puedes encontrar en YouTube, con millones de visitas.

 

¿Qué se necesita para utilizar Flowkey?

Para usar la app, como ya te pide acceso al micrófono, basta con un piano acústico o digital, no es necesario tener un piano o teclado MIDI.

Para empezar es gratuito, pero continuar con el aprendizaje con esta aplicación tiene coste. Su acceso Premium unos 20 euros al mes y 30 al trimestre.

Perfect Piano

Otra app diseñada para convertirte en pianista es Perfect Piano y lo hace con juegos, porque puedes retarte con tus amigos.

Es compatible con todas las teclas de un piano, por lo que se puede configurar en modo hilera simple, hilera doble y dos jugadores.

Existe el modo ‘aprender’, con 70 canciones de muestra, por lo que es ideal para principiantes, aunque se puede adaptar a diferentes niveles.

Ni siquiera es necesario un piano, pues la herramienta puede utilizarse directamente en un smartphone o tablet para tocar el piano de forma sencilla y en cualquier momento.

Como es compatible con MIDI y audio, se pueden grabar y reproducir las melodías que vas aprendiendo e incluso éstas se pueden compartir con amigos y hasta configurarlas como tonos de llamada.

Simply Piano

Simply Piano es una app educativa creada por JoyTunes para aprender a tocar el piano de manera fácil, utilizando un piano o un simulador virtual.

Ofrece feedback de tus progresos en tiempo real y es muy divertida, porque contiene cursos adaptados a tus gustos musicales.

Funciona con cualquier piano o teclado y te ofrece lecciones diarias para practicar con diferentes ejercicios y en distintos niveles de conocimiento, desde leer una partitura hasta tocar con las dos manos.

Si no tienes piano, existe la opción de utilizar tu dispositivo móvil para tocar en un piano virtual.

Como las demás herramientas de este tipo, te ofrece una serie de lecciones gratuitas pero, si quieres seguir avanzando, tienes que pagar una suscripción.

Yousician

Para utilizar la aplicación Yousician es necesario tener un piano o un teclado en casa, pero te permite iniciarte con una simulación de teclas para tu smartphone o tablet.

Contiene tutoriales, te ofrece comentarios instantáneos y se adapta a diferentes niveles, como un profesor de música particular.

Se puede utilizar para aprender a tocar el piano, pero también para otros instrumentos como la guitarra, el bajo o el ukelele.

Son más de 1.500 ejercicios con diferentes pistas musicales y lecciones para aprender de forma amena, enseñando teoría y práctica y realizando un seguimiento del alumno.

Es muy descargada en España, aunque no tiene versión en español. Y existen tanto la versión gratuita como la premium, para alumnos más avanzados.

Real Piano

Esta aplicación es un poco más amplia que para tocar el piano porque también te da la opción de recibir clases de flauta, guitarra y órgano. Con Real Piano puedes aprender gratuitamente acordes y notas musicales, ya seas principiante o experto.

La app cuenta con 88 teclas y 7 octavas que puedes configurar según el tamaño y tipo de piano que utilices. Y se adapta a la resolución de la pantalla de tu dispositivo, ya sea smartphone o tablet.

Promete ser divertido y fácil de usar, con diferentes tipos de música y con la opción de grabar mientras se toca para luego poder ser compartido en redes sociales.

Artículo anterior¿Cuáles son las mejores apps gratis para aprender inglés?
Artículo siguienteTikTok: ¿cómo usar el control parental de la aplicación?
David Hernández
Decenas de millones de apps se descargan todos los años en España. Puede que incluso me quede corto con esta estimación. WhatsApp, la más descargada de nuevo en 2018, superó los 9 millones de descargas. Yo recuerdo perfectamente cuál fue mi primera app descargada (sin contar las preinstaladas). Fue Angry Birds y estuvimos jugando la familia toda la tarde y parte de la noche, lanzando pajaritos contra los cerdos verdes y sus construcciones. ¿Por qué me descargué Angry Birds? Sencillamente porque me habían hablado de ella y había podido verla en otros smartphones. ¡Además de que es muy divertida! Pero sin esta información previa, la navegación por stores oficiales de apps se convierte en una aventura sin rumbo, que pocas veces termina satisfactoriamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here