Cada vez nos resulta menos agradable utilizar dinero en efectivo para realizar nuestros pagos y, una vez que hemos descubierto nuevas formas de realizar pequeñas transacciones sin necesidad de ir cargados con monedas, billetes o incluso tarjetas bancarias, nos cuesta tener que sacar el monedero tradicional para ‘saldar pequeñas deudas’. Estamos hablando de las aplicaciones para pagar con el móvil y en este post te vamos a hablar de las más interesantes que tenemos a nuestra disposición.

Bizum

Bizum es una de las aplicaciones para pagar con el móvil más populares. Y no es para menos porque, una vez que conoces los beneficios de este tipo de apps, ya no quieres volver a llevar dinero en efectivo encima.

Esta herramienta es un sencillo sistema de envío de dinero entre particulares para evitar las transferencias bancarias y, por supuesto, sus comisiones.

Es ideal para los traspasos de pequeñas cantidades de dinero, seas del banco que seas, porque es compatible con la mayoría.

El dinero que envías o recibes llega de manera instantánea a la cuenta de destino y ni siquiera hay que conocer el número de cuenta del receptor, puesto que funciona tan fácil como asociar el pago al número de teléfono móvil de un contacto.

Es una forma de pagar fácil, rápida y segura. Y, lo mejor, solamente tienes que llevar encima el teléfono móvil.

Para poder utilizar el servicio, basta con descargar la app de tu banco y activar Bizum dentro de esa misma aplicación.

Yoigo Custom

Además de realizar pagos entre particulares, ahora también es posible pagar en comercios y comercios online.

Oferta fibra 600mb

Twyp

Otra de las mejores apps de pago con móvil es Twyp, quizá la principal alternativa a Bizum y una de las más conocidas. Aunque es una herramienta desarrollada por ING Direct, funciona con casi cualquier entidad bancaria en España.

Para poder transferir o recibir dinero con esta app, hay que tenerla instalada, registrar nuestros datos bancarios y, cada vez que se quiera realizar una operación, introducir la cantidad concreta.

La app tiene un chat interno para poder hablar con los contactos que tengan la herramienta y también para solicitar y confirmar pagos.

Es muy útil para el envío de pequeñas cantidades de dinero porque, además, como lo llevas en el teléfono móvil, puedes pagar cuando quieras y donde quieras.

No hay comisiones por el uso de esta app e incluso se puede utilizar ya como si fuera una tarjeta prepago para compras y suscripciones online, lo que te dará mucha más seguridad a la hora de realizar este tipo de transacciones.

También puedes obtener descuentos exclusivos por su uso y pagar en comercios, donde también puedes sacar dinero sin tener que ir a un cajero gracias a esta app.

Paypal

Otra sencilla aplicación para realizar pagos con el móvil es Paypal, una de las herramientas más longevas pensadas para unas transacciones online más seguras.

Para utilizarla sólo hay que registrarse y no es necesario introducir tus datos bancarios ni vincular tu cuenta. La propia app funciona como depósito y tú puedes transferir ese dinero desde esa ‘caja’ hasta tu banco, así que únicamente tienes que aportar un correo electrónico para empezar a usarla.

Aunque su uso más extendido es para realizar pagos de ecommerces, también se puede enviar dinero a otras personas que tengan cuenta en Paypal.

La mayor diferencia con las otras aplicaciones es que, por sus protocolos de alta seguridad, las transacciones no son inmediatas y suelen tardar un poco, sobre todo la primera vez. Ármate de paciencia porque para pasar el dinero al banco puedes necesitar unos días y aportar varias verificaciones de identidad.

Pero luego verás que es una forma segura de transferir y recibir dinero con tu teléfono móvil.

Puedes activar notificaciones, enviar dinero al otro lado del mundo, realizar pagos sin dinero en efectivo y un montón de operaciones más.

Google Pay

Google Pay es la app para pagar con el móvil que antes se conocía como Android Pay y que surgió como resultado de su fusión con la aplicación de Google Wallet. Como puedes deducir, se trata de la plataforma oficial de Google de pagos móviles.

Es una herramienta que ya traen preinstalada los teléfonos móviles Android pero que es posible descargar desde Google Play o incluso desde la App Store, porque también es compatible con dispositivos iOS.

Se trata de una forma rápida y sencilla de pagar en comercios online o en tiendas físicas sin necesidad de introducir tus datos.

Además, también puedes realizar pagos entre particulares con su función Google Pay Send, con el que puedes enviar dinero tan sólo introduciendo el correo electrónico o el número de teléfono del destinatario.

Y tiene un sistema seguro para realizar las transacciones, con un cifrado protegido, y tan sólo tienes que llevar encima el teléfono móvil para beneficiarte de ello.

Apple Pay

Apple Pay es la aplicación de Apple para realizar pagos con el iPhone. Esta app es sólo compatible con dispositivos iOS, por lo que su uso está bastante más limitado que las herramientas anteriores de las que te hemos hablado en este post. Pero merece la pena mencionar su existencia.

Esta aplicación llegó a España en 2016 pero, al principio, tan sólo era compatible con el Banco Santander, por lo que las posibilidades de uso se reducían aún más. Ahora ya cada vez hay más alternativas, al menos en lo que a bancos asociados se refiere.

Se trata de una app sencilla de utilizar, que emplea la tecnología contactless y que es segura y cómoda para que no tengas que utilizar ni dinero en efectivo ni tarjeta bancaria cuando realices tus compras en comercios.

No sólo está disponible para iPhone, sino también para el Apple Watch, lo que también es muy útil si eres de los que se olvidan el teléfono móvil en casa o si, por ejemplo, sales a hacer deporte y sólo llevas encima tu wearable.

Los usuarios de iOS que usen esta aplicación wallet pueden vincular varias tarjetas para utilizarlas desde el dispositivo que deseen.

Artículo anteriorLas mejores apps para aprender a tocar la guitarra
Artículo siguienteLas apps ‘must have’ para tu Apple Watch en 2021
David Hernández
Decenas de millones de apps se descargan todos los años en España. Puede que incluso me quede corto con esta estimación. WhatsApp, la más descargada de nuevo en 2018, superó los 9 millones de descargas. Yo recuerdo perfectamente cuál fue mi primera app descargada (sin contar las preinstaladas). Fue Angry Birds y estuvimos jugando la familia toda la tarde y parte de la noche, lanzando pajaritos contra los cerdos verdes y sus construcciones. ¿Por qué me descargué Angry Birds? Sencillamente porque me habían hablado de ella y había podido verla en otros smartphones. ¡Además de que es muy divertida! Pero sin esta información previa, la navegación por stores oficiales de apps se convierte en una aventura sin rumbo, que pocas veces termina satisfactoriamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here